• Home »
  • Judiciales »
  • Nada que celebrar: Bancarios pasaron un día “agridulce” entre la impotencia y la desazón

Nada que celebrar: Bancarios pasaron un día “agridulce” entre la impotencia y la desazón

Sáenz Peña. La celebración del Día del Bancario para muchos trabajadores fue amarga producto de la estafa de la que fueron víctimas y en la que hubo participación de al menos un integrante del Sindicato que conduce Paoli.

La amargura termina siendo aún más grande cuando las cien familias observa a los acusados y denunciados sacarse fotos de manera permanente con funcionarios, incluido el Gobernador, lo que hace suponer cierta protección; sumado todo esto a el poco interés dela fiscal Liliana Luppi quien no escontundente con esta presunta estafa como silo es con otra, ya que la magistrada dice que “aún se espera resultados de informes solicitados y todavía no hay imputación sobre los denunciados”.

Los primeros días de mes se celebró el Día del Bancario y muchos trabajadores  pasaron un día “agridulce” entre la impotencia y la desazón observando que La Seccional Sáenz Peña de La Bancaria conducida por Raúl Paoli parece haber pactado protección para el secretario adjunto Luis Vargas, uno de los denunciados en este tema.

Ya pasaron varios meses de la denuncia formalizada y no hay avances. En tanto el abogado Marcelo Verbeek, representante de varias personas denunciantes, fue tajante con sus dichos: “Nos sentimos estafados. Queremos que la Justicia investigue esta situación porque es una gran estafa inmobiliaria”.

A los trabajadores, 50 bancarios y 50 judiciales, se les dijo que en ese predio de iban a construir viviendas a través del IPDUV, siendo en ese tiempo el presidente el hoy gobernador Domingo Peppo, una casa con un plazo de gracia y cuotas de 900 a 1200 pesos a 25 o 30 años. Pasado cuatro años los propietarios de los terrenos (que compraron con contratos firmados ante escribano) no tienen las casas, tampoco los títulos de propiedad de los terrenos, porque esos terrenos fueron escriturados a nombre de la Mutual del Sindicato Judicial.

Ese predio se subsidió en parcelas que se vendieron entre 130 y 180 mil pesos cada uno, con la condición de que el pago se haga en efectivo y al contado. Y se habrían recaudado alrededor de 15 millones de pesos por la operatoria.

La denuncia, que tiene un tratamiento muy liviano y tibio, ingresó a la Fiscalía N° 1 a cargo de Liliana Lupi y en la que acusan a Graciela Aranda, secretaria General del Sindicato de Empleados Judiciales del Chaco, a Miguel Ramos dirigente de Sáenz Peña y Eduardo Vargas de secretario adjunto de”La Bancaria” (el segundo de Paoli), por supuesta estafa que afecta a 100 familias.