• Home »
  • Chaco »
  • Peppo visitó a la última sobreviviente de la Masacre de Napalpí, Rosa Grillo de más de 100 años

Peppo visitó a la última sobreviviente de la Masacre de Napalpí, Rosa Grillo de más de 100 años

Colonia Aborígen. Peppo la definió como “una reliquia viviente”. Estuvo acompañado por el intendente de Machagai, Juan García.  “Me llevo su bendición en el corazón”, dijo el Gobernador.
El gobernador Domingo Peppo visitó esta mañana a Rosa Grillo, última sobreviviente de Masacre de Napalpí, cuyo hallazgo reciente estuvo en manos del historiador y docente Juan Chico. Rosa pertenece a la comunidad qom, y tiene alrededor de 110 años, Peppo la definió como “una reliquia viviente” y en la visita se comprometió además a propiciar cuestiones fundamentales y que “hacen falta” en materia de luz eléctrica, vivienda y agua, entre otros.
Acompañado por el intendente de Machagai, Juan García, el Gobernador ponderó el “valor histórico” de la figura de Rosa, así como su estado de salud, su alegría, energía y fe. “Tuve la fortuna de conocer a una bella persona, con 13 hijos (10 de ellos con vida), apreciada por la comunidad toda y valorada por lo que ella significa, por lo que vivió y las ganas de vivir que manifiesta con muchas fuerzas”.
El hallazgo de Rosa Grillo es “clave” para la causa judicial iniciada en 2014, dado que sería hasta el momento la única sobreviviente viva de la Masacre de Napalpí. La mujer, fue parte de quienes escaparon de la matanza perpetrada el 19 de julio de 1924 en la Colonia Aborigen Napalpí en manos de la policía chaqueña y en la que murieron alrededor de 200 indígenas de las etnias qom, moqoit y wichí.
En una jornada que definió como “enriquecedora”, el Jefe del Ejecutivo chaqueño conoció el trabajo de Rosa que se desempeña como costurera y con su máquina fabrica mosquiteros y otros artículos que comercializa como “toda una rutina” en su comunidad.
“Es un hecho destacado haberla conocido y a través de ella a sus familiares y vecinos, gente que hace un uso respetuoso de los recursos de nuestra tierra”. Finalmente, Peppo remarcó: “Me llevo su bendición en el corazón”.