Preocupan 3 mil viviendas paralizadas hace varios años en la provincia

Resistencia. Las Pequeñas Empresas Constructoras del Chaco se muestran optimistas tras el anuncio de la reactivación de las obras publicas.

El arquitecto Henry Kunze, desde Pequeñas Empresas Constructoras del Chaco, en contacto con Radio La Red se refirió a la situación del sector tras el anuncio del Gobernador.

Sostuvo que “algunas obras se van a aponer en marcha,  lo cual es muy bueno para la situación en la que se encuentra la obra pública en general. Hay muchas obras que han  estado paralizada hace más de cuatro años, con los costos  que eso implica, sostener una obra paralizada lo que significa sostener una obra paralizada. Es una  gran noticia y esperemos que los fondos puedan fluir para darle continuidad y sostenerlas en el tiempo”, dijo Kunze.

Explico que en el mes de enero se habían reunido con el Gobernador donde “se mantuvo un charla  más que interesante, con muchas expectativas futuras de obra,  donde todavía no teníamos este escenario del coronavoirus pero si la posibilidad concreta de reactivar muchas de las obras que estaban paralizadas”.

Menciono además que el Gobernador tenía confianza de   conseguir fondos para terminar esas obras y algunas otras alternativas como  triangular con el banco   del Chaco mediante cesión de certificados , los fondos para terminar esas obras. Dijo Kunze que “se habló de muchos aspectos crediticios como de fondos nacionales que pudieron conseguirse. Tenemos muchas expectativas en que esto se reactive, hoy el escenario es extremadamente complicado para el rubro nuestro por la situación de obras paralizadas y falta de certificación en muchos casos”.

Henry Kunze recordó que “la situación del sector es complicada hace más de cuatro años cuando se ha cortado el flujo de fondos y se ha paralizado las obras y las pocas que se terminaron fue con mucho esfuerzo tanto el Estado como de las empresas. La rentabilidad ha caído notablemente y donde se han tendido que pagar costos financieros extremadamente altos que superan ampliamente el beneficio de cualquier obra”.

Ante este nuevo escenario nacional y provincial,  “hoy tenemos expectativas, hemos hablado mucho con el Gobierno para buscar alternativas para terminar las obras y entre ellas hemos hablado para buscar mecanismos efectivos de pago de manera de no tener que absorber los costos. Ojala que se pueda reactivar en forma concreto todo lo que hoy está paralizado”, dijo Kunze.

Al referirse a la cantidad  de obas paralizadas dijo que “en el ámbito de la provincia si no ha variado mucho la ejecución estamos hablando de más de 3 mil vivienda paralizadas hace varios años, es un paquete muy importante de obras paralizadas y de presupuesto que habrá que inyectar en este rubro para darle terminación”.

Reconoció  que las  pymes  constructoras son las que mueven el mercado de la construcción  y en consecuencia piden de que las obras del Chaco las puedan ejecutar las empresas del Cacho y particularmente en cada ciudad.