Recuperaron la camioneta del productor que maniataron y le robaron $950 mil

Sáenz Peña. Luego de una tarde noche de terror para la familia de un productor de Colonia Rivadavia, zona rural de Sáenz Peña, la Policía del Chaco confirmó que recuperó la camioneta en la que los delincuentes armados escaparon tras el violento robo.

Cerca de las 23 horas, personal policial de la Comisaría de Quitilipi encontró la camioneta con la llave de encendido colocada en avenida 25 de Mayo al 1000, antes de la intersección con la Ruta provincial N°4.

Diario Chaco pudo saber que se hizo presente en el lugar personal del Gabinete Científico del Poder Judicial, que procedió a levantar muestras para ADN del volante, palanca de cambio, llave de ignición, como así también procedieron al secuestro del frente auto estéreo para muestras.

Posteriormente, el fiscal Cristian Arana, a cargo de la Fiscalía de Investigación N°1, ordenó que se haga entrega del rodado al productor Juan Vázquez.

El hecho ocurrió este viernes cuando el productor Juan José Vázquez fue sorprendido por al menos tres delincuentes armados con armas blancas y de fuego.

En su denuncia Vázquez relató que al llegar a su campo, distante a un kilómetro de su domicilio, y al bajar para abrir la portada del campo fue interceptado por dos personas. Allí lo redujeron y le ataron las manos con alambre, además le colocaron una bolsa de supermercado en la cabeza, y lo llevaron hasta su domicilio particular bajo amenaza.

Los malvivientes en todo momento le solicitaban dinero. Una vez en el domicilio, uno de los delincuentes fue atacado por el perro de la familia al cual le efectuaron un disparo. Luego redujeron a la esposa e hijo, a quienes también maniataron.

Finalmente los ladrones se llevaron $950 mil, teléfonos celulares y una camioneta Ford blanca.

Inmediatamente entre productores comenzaron a pasar los datos del vehículo mediante un grupo de Whatsapp. El productor por su parte pudo desatarse y perseguir a los delincuentes, gracias a eso pudo saber que los mismos se dirigían hacia Quitilipi.

Aún no hay detenidos y continúa la investigación para atrapar a los responsables.