Resultó exitosa la campaña para fabricar porta sueros portátiles

Sáenz Peña. Daiana Sosa, una trabajadora hospitalaria, pidió sumar ingenio y solidaridad para fortalecer los servicios. El llamado solidario en una cuenta de facebook tuvo una gran repercusión. Esta semana entregaron 11 porta sueros.

«El objetivo es el de facilitar el desplazamiento de pacientes que requieran líquidos intravenosos durante su estadía en la sala», señalaba en su postero a fines de abril la joven Sosa, y en las últimas horas agradeció a quienes se sumaron para «hacer el bien, sin  mirar a quien».

«Siempre que inicio un proyecto lo inicio con el miedo de no poder cumplir con el objetivo, a veces me frustro con el solo hecho de pensar en no poder llegar al fin de algo que inicio con mucho amor. Hace mucho tiempo aprendí a ver las necesidades cualquiera sea la entidad o la persona que lo padece. Y como ya dije antes, no es momento de pensar a quien le corresponde llevar a cabo esto, sino de colaborar en lo que haga falta sin ponerse a buscar culpables. No se trata de preocuparse, sino también de ocuparse. Es algo que Rotaract me enseñó y estoy muy agradecida por eso, hacer el bien, sin  mirar a quien», escribió la joven esta semana al dar a conocer la noticia acompañando de fotografías.

El pasado 12 de mayo comunicó que en esa jornada se hizo entrega de 11 porta sueros a la Sala1 Covid y UTI Covid del Hospital 4 de Junio. «Gracias a todos los corazones bondadosos que se comunicaron conmigo para poder aportar su granito de arena, gracias por ayudar con las difusiones, gracias por colaborar, sin ustedes esto no hubiera sido posible», indicó.