Roberto Medina, acusado de trata de personas, seguirá detenido

Resistencia. El ex subsecretario de Transporte de Chaco, seguirá procesado y detenido acusado de trata de personas con fines de explotación sexual y laboral. Así lo determinó la Cámara Federal de Apelaciones, al responder una apelación que interpuso la defensa del ex funcionario. El caso tiene como principales acusados a Elida Mambrin -ya condenada- y Kilo Vallejos, dirigente que no llegó con vida al primer juicio oral que tuvo la causa.

La causa conocida como “No me olvides” que ya tiene dos personas condenadas por la justicia federal, sumó un nuevo capítulo. Y es que en las últimas horas, la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia confirmó el procesamiento de Roberto Medina al considerar que “si bien la Defensa técnica sostiene que no existen elementos suficientes para mantener la imputación, es dable señalar que la Juzgadora (Zunilda Niremperger) ha evaluado correctamente las probanzas arrimadas a estas actuaciones, concluyendo en la adecuación típica de la conducta ilícita enrostrada a Medina, criterio que compartimos en todos sus términos”.

Al rechazar el pedido de revocar el procesamiento –con prisión preventiva- que interpuso la defensa de Medina, los jueces de la Cámara de Apelaciones explicaron que “la trata de personas es un delito que, principalmente, atenta la libertad individual y la dignidad del sujeto pasivo y que, para hacer efectivo el castigo de estas conductas, conforme a los parámetros establecidos en el Protocolo de Palermo, la técnica legislativa se estructuró adelantando la barrera de punición a momentos previos a la explotación (es decir, no se requiere la efectiva explotación del ser humano para configurar el delito)”.

Los Magistrados, Rocío Alcalá, Miguel Aranda y Patricia García, en su fallo señalaron que “se advierte con facilidad que las víctimas involucradas en estos actuados se encuentran atrapadas por varias de las causas citadas anteriormente, configurativas de una situación de vulnerabilidad” y culminaron concluyendo que las pruebas colectadas en la investigación “conforman un cuadro de convicción suficiente para tener por acreditado, con el grado de certeza requerido en esta instancia, el devenir histórico de los hechos traídos a proceso, y establecer la relación del causante con el procedimiento concretado en autos” y así es que decidieron confirmar el procesamiento con prisión preventiva de Roberto Medina.

EL INICIO DEL CASO

La investigación inició en marzo de 2020 a raíz de la declaración de cuatro mujeres ante la Secretaría de Derechos Humanos y Género de Chaco. En esa oportunidad, denunciaron que un grupo de 70 mujeres habrían sido víctimas de los responsables de la asociación civil No Me Olvides.

Las víctimas tomaban conocimiento de la existencia de la asociación a través de otras mujeres ya becadas y de publicidad y avisos radiales que detallaban la dirección del lugar. Una vez que enviaban sus currículums, eran entrevistadas por «Kilo» Vallejos (ya fallecido) y Eli Mambrín (que ya fue condenada a 15 años de prisión).