Se refuerzan las acciones de prevención de dengue

Sáenz Peña. Ante la existencia de un caso probable de dengue el Municipio junto a Región Sanitaria VII reforzará las acciones de prevención que se vienen llevando a cabo desde el mes de diciembre.

En tal sentido se llevó a cabo una conferencia de prensa donde el secretario de Gobierno, Diego Landriscina; el subsecretario de Salud Ciudadana, Arnaldo Kisiel y el director de Región sanitaria, Néstor Orescovich.

Comentaron que el caso que se encuentra en estudio se trata de un hombre del barrio Yapeyú que presenta síntomas compatibles con Dengue luego de que realizará un viaje a Posadas. Si bien no es un caso positivo, se actuará como si lo fuera realizando el bloqueo de foco y eliminación de criadero del mosquito en el barrio donde se domicilia el paciente.

En la oportunidad informaron que al cronograma de descacharrado que se dio a conocer en el inicio de la semana se agregará a las 9 horas, el barrio Yapeyú.   Por otro lado remarcaron que se trata de un trabajo intersectorial donde participan Municipio, Región Sanitaria, fuerzas de seguridad pública provincial y nacional, y distintas dependencias.
Cronograma de descacharrado
Las jornadas de descacharrado comenzarán el día jueves y se realizarán en diferentes barrios y horarios.
Jueves 30 de enero: barrios Nam Qom y Santa Mónica a partir de las 15 horas.
Viernes 31 de enero: Yapeyú, 713 y Nalá desde las 9 horas.
Jueves 6 de febrero: Obrero y Monseñor de Carlo a las 15 horas.
Viernes 7 de febrero: barrio San Martín a las 9 horas.
Viernes 14 de febrero: desde avenida 2 hasta avenida 28 desde las 9 horas y a partir de las 15 horas desde avenida 1 a la calle  51.
En la oportunidad el Secretario de Gobierno volvió a hacer hincapié en que la mejor manera de evitar la propagación del mosquito es previniendo. En tanto que Orescovich, aclaró que la fumigación no es una solución y que la mejor manera de prevenir es eliminando los criaderos.
También comentaron que todos los centros de salud de la ciudad están preparados para brindar información y recibir a las personas que presenten cuadros febriles, remarcando que el hecho de que una persona presente fiebre no significa que tenga dengue.
“No hay casos autóctonos, así que tenemos que estar tranquilos, si esta persona se confirma se trataría de un caso importado y con el tratamiento de 7 a 10 días estaría bien, pero es necesario que insistamos con las medidas de prevención, esto se trata de un trabajo en conjunto y de responsabilidad de todos”, remarcó Orescovich.

¿CÓMO PREVENIR EL DENGUE EN TU CASA?

Eliminando recipientes sin uso donde pueda acumularse agua, como latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados

Evitando que se acumule agua en aquellos recipientes con uso: dándolos vuelta (en caso de baldes, palanganas, tambores) y/o cambiándoles el agua todos los días (bebederos de mascotas).

Manteniendo limpios los colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días.

Frontando las paredes de los recipientes con una esponja para desprender los huevos de mosquito que puedan estar adheridos.

Rellenando los floreros y portamacetas con arena húmeda.

Manteniendo los patios limpios y ordenados y los jardines desmalezados.

Limpiando canaletas y desagües de lluvia de los techos.

Tapando los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

Limpiando bien los bordes de las piletas de material con un cepillo y agregándoles cloro. También haciendo circular el agua mediante los filtros al menos una vez por día, colocando cloro sólido en el flotante y usando larvicidas cada tres meses.

Limpiando, cepillando los bordes y desagotando las piletas de plástico o de lona. Guardándolas en lugares en lugares cubiertos para evitar la acumulación de agua de lluvia.

¿CÓMO PREVENIR LA PICADURA DEL MOSQUITO?

Usando siempre repelentes siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del envase.

Utilizando ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre.

Colocando mosquiteros en puertas y ventanas, y cuando sea posible usar ventiladores o aire acondicionado en la habitaciones.

Protegiendo cunas y coches de bebés con telas mosquiteras.

Utilizando repelentes ambientales como tabletas y espirales.