Sin descartar una interna, Peppo habla de buscar acercamiento con Coqui

Resistencia. «Si hace falta, las diferencias con Capitanich se solucionan en una interna», dijo, y consideró las expresiones de Panzardi como «de pecho duro».

Domingo Peppo ratificó este viernes su intención de ir por la reelección como gobernador del Chaco, y señaló que buscará llegar a un acuerdo de unidad con Jorge Capitanich, aunque también expresó que «si hace falta», irá a una interna contra el actual intendente de Resistencia, quien también aspira a volver al «Sillón de Obligado».

«En diálogo con Coqui, estuvimos de acuerdo en agotar los caminos para encontrar la unidad. Yo aspiraría a un periodo más, ya que tuve un periodo de múltiples dificultades, en una economía desastrosa. Me gustaría llevar a cabo políticas diferentes, de crecimiento”, sostuvo.

Tras defender la suspensión de las PASO, por la situación de la emergencia económica, con el argumento de que «se podría utilizar el dinero en otro sentido», el gobernador consideró que «la suspensión no afecta la posibilidad de ir a una interna con Capitanich, en caso de que se dé».

«Si hace falta, las diferencias con Capitanich se solucionan en una interna», manifestó Peppo.

No obstante, el ex intendente de Villa Ángela se consideró a sí mismo como «una persona con los pies sobre la tierra» y que en ese sentido evaluará «todas las posibilidades», incluso la chance de bajarse de la carrera por la gobernación, aunque dejó en claro que su voluntad «es firme para seguir».

«No considero un atrevimiento político que Capitanich quiera ser candidato. Aun cuando él mismo había propuesto que un gobernador no podía tener más de dos periodos. Respeto mucho a Coqui. Es sumamente capaz, tiene mucha trayectoria. Es uno de los políticos más trascendentes por los diferentes cargos que ocupó», expresó.

Por otro lado, calificó de «desafortunadas» a los dichos de la diputada Claudia Panzardi durante el debate sobre la suspensión de las PASO, el miércoles pasado, en la Cámara de Diputados.

«Lo único que hace es profundizar la grieta, que es el gran problema del país. Lo que dijo no favorece a la población. Son declaraciones de pecho duro y ese no es el camino que hay que tomar».