Vecinos harán una marcha en el 713 Viviendas por los delitos en crecida

Sáenz Peña. Néstor Jara, sindicalista municipal, vecino del barrio, pide mayor seguridad en la zona. A pesar de tener la Comisaría Tercera a unas cuadras, ahora los terrenos lindantes con comunidades aborígenes serían jurisdicción de otras divisiones por disposición de la jefatura policial.

«Robo de motos, uso de armas, constantes asaltos, ya son moneda corriente en la zona que comprende cercanías a una Escuela, un Colegio, Sala de Primeros Auxilios y Jardín de Infantes», expresó Néstor Jara, representante del SUOEM Sáenz Peña, en una nota publicada por el sitio EresChaco.

Jara destacó como vecino del 713 Viviendas, el conflicto vigente de inseguridad con el asentamiento aborigen de calle 33 intersección con la 14, donde los originarios aseguran ser los dueños de esas tierras. «Todos los días de la semana vivimos hechos de inseguridad de distinta índole, que van desde asalto a mano armada, con armas blancas, anoche fue con una pistola, y ya pasó a mayores. Después, arrebato de celulares», dijo.

Señaló también que debido a que en el barrio hay Escuela, Colegio, Salita de Primeros Auxilios y Jardín de Infantes, hay mucha gente que circula por el lugar y constantemente son atacados. «Sustracción de moto, robo de celulares, carteras, bicicletas; y lo de anoche fue grave porque fue el asalto a un vecino del Servicio Penitenciario, no fue grave porque el vecino no quiso disparar, porque sino íbamos a tener una muerte», alertó Jara.

«Tenemos la Comisaría Tercera en el barrio, pero ellos nos manifiestan que no cuentan con los recursos humanos de personal, movilidad (patrulleros, motos) por lo que no pueden hacer patrullaje, pero también nos responden que esa cuadricula no corresponde a Comisaría Tercera. La última asignación del comisario Kosteki, ha otorgado que ese barrio sea apoyado, custodiado, controlado, por Patrulla Preventiva, 911 y el COM. Una locura, porque tenés la Comisaría en el barrio», resaltó.

Insistió Jara en su pedido de mayor seguridad y que la Comisaría cuente con los recursos que necesita, pide las «alarmas vecinales que prometió Conciencia Ciudadana». «También funcionarios de Provincia anduvieron, pero todo sigue igual. Hasta Derechos Humanos anduvo, pero nada», dijo, y agregó: «Sino vamos a hacer una marcha pidiendo seguridad».