#8DeMarzo: La violencia se cobró una víctima cada 26 horas en Argentina

Buenos Aires. Si bien aún no existen datos oficiales sobre las consecuencias de la violencia de género en nuestro país durante 2022, el relevamiento de una asociación civil arrojó que un total de 54 femicidios se cometieron entre enero y febrero.

Entre los 54 femicidios registrados en los dos primeros meses del año, dos de ellos fueron trans-travesticidios, fueron registrados durante, de acuerdo con el informe del Observatorio “Adriana Marisel Zambrano”, que coordina la asociación civil La Casa del Encuentro.

De ese número se desprende que en Argentina se comete un asesinato cada 26 horas y que 64 hijos se quedaron sin madre.

El informe abarcó los asesinatos de mujeres y trans ocurridos entre el 1 de enero y el 28 de febrero de 2022 y detalla que 38 de los 54 casos relevados tuvieron lugar en la casa de la víctima, mientras que en nueve oportunidades fueron en la vía pública o descampados.

El relevamiento también indica que el 63 por ciento de los agresores (34 casos) eran parejas o exparejas de la víctima; mientras que el 17 por ciento (nueve casos) eran familiares.

En cuanto a la modalidad del femicidio, señala que 14 mujeres fueron asesinadas con un arma de fuego, 13 fueron apuñaladas y seis golpeadas, mientras que en cinco ocasiones se pudo advertir indicios de abuso sexual sobre la víctima.

El estudio de La Casa del Encuentro también sostiene que, como consecuencia directa de los femicidios, 64 hijos quedaron sin madre, de los cuales el 67 por ciento son menores de edad (43 casos), mientras que dos mujeres estaban embarazadas al momento de su asesinato.

Cabe señalar que, si bien las cifras oficiales son elaboradas anualmente por la Corte Suprema de la Nación, distintas organizaciones realizan sus relevamientos mes a mes con criterios propios, por lo que es habitual que difieran en la cantidad de víctimas.

Un ejemplo de ello es que este año el Observatorio Lucía Pérez contabilizó 58 femicidios y travesticidios, mientras que la organización MuMaLá registró 43 femicidios entre el 1 de enero y el 27 de febrero.

LOS NÚMEROS DEL HORROR

El informe de La Casa del Encuentro también refiere al rango etario de las víctima y detalla que 36 de las víctimas tenían entre 19 y 50 años, mientras que cinco eran menores de edad y 11 superaban los 51 años.

Por otra parte, se advierte que el 20 por ciento de mujeres víctimas de femicidios, es decir 11 casos de los registrados, había denunciado a su agresor previamente y el 27 por ciento de ellas (tres casos) había pedido una orden de restricción perimetral.

Además, en tres casos las víctimas eran migrantes, mientras que una de las 54 mujeres asesinadas pertenecía a un pueblo originario.

En cuanto a los datos de los femicidas, el observatorio reveló que tres de ellos formaban parte de una fuerza de seguridad, mientras que siete se suicidaron luego de cometer el hecho.

TRANS-TRAVESTICIDIOS

Párrafo aparte, les dedica la organización a los dos asesinatos de mujeres trans ocurridos en lo que va de 2022. El primer caso nombrado es el de Aldana Lorens, una mujer trans de 35 años que murió tras estar internada durante diez días en un hospital de Santa Fe por recibir un golpe en la cabeza, por el que los investigadores señalan a uno de sus hermanos como el responsable.

El otro caso ocurrió el 14 de enero en Béccar, donde una mujer trans de 46 años de apellido Giacobbi fue hallada en su domicilio asesinada de dos heridas de arma blanca.

MÁS DATOS

Entre otros datos a destacar, el relevamiento indica que los distritos con mayor índice de femicidios fueron: la provincia de Buenos Aires (11 casos), Santa Fe (10), Córdoba (7), Santiago del Estero (3) y Misiones (3).

Por otro lado, se contabilizó cinco femicidios vinculados de varones en los dos meses que lleva el año, los cuales son definidos por La Casa del Encuentro como “los asesinatos de aquellas personas que fueron asesinadas por el femicida al intentar impedir el femicidio o estaban presentes en la escena del crimen” y como “aquellas personas con vínculo familiar o afectivo con la mujer, que fueron asesinadas por el femicida con el objeto de castigar y destruir psíquicamente a la mujer”.

Además, explicaron que la modalidad del relevamiento es «exhaustivo monitoreo» de los medios de comunicación, donde luego se realiza un seguimiento sobre cada caso particular.