• Home »
  • Saenz Peña »
  • Capitanich prometió «actuar con la dureza de la ley» para devolverle la tranquilidad a Sáenz Peña

Capitanich prometió «actuar con la dureza de la ley» para devolverle la tranquilidad a Sáenz Peña

Sáenz Peña. La ciudad sucumbió ante el avance narco, y eso llevó al Gobernador a pedir ayuda a Nación para que las fuerzas de seguridad blinden la Termal. Hace días se produjeron tres hechos de violencia ligados al narcotráfico.

El gobernador Jorge Capitanich presentó el viernes el operativo de seguridad que se desarrollará durante los próximos 10 días en la Termal, y se desarrolla en conjunto con fuerzas federales contando con 500 efectivos y 65 vehículos, entre camionetas, autos y motos. «Se tiene que terminar este miedo a que bandas delictivas se apropien de la calle, por eso vamos a actuar con la dureza inapelable de la ley», afirmó el mandatario.

El jefe del Ejecutivo estuvo acompañado po el intendente de Sáenz Peña, Bruno Cipolini, y la ministra de Seguridad y Justicia del Chaco, Gloria Zalazar. Rescató la importancia de los foros de seguridad de cada localidad, e hizo mención a poner en marcha el Consejo de Seguridad Municipal. «No cabe la menor duda de que si trabajamos todos juntos, la disminución del delito será un hecho. Estaré aquí no menos de tres veces por semanas para hacer un monitoreo riguroso de todas las actividades que se realicen», sostuvo.

Remarcó que con este operativo «se trata de cortar de cuajo la incidencia delictiva que tenga que ver con la proliferación de bandas en Sáenz Peña».

El operativo cuanta con un despliegue de 500 efectivos de distintas fuerzas y los servicios de todas las direcciones locales, como el Cuerpo de Operaciones Especiales, Policía Caminera, de Consumos Problemáticos y la Dirección General de Investigaciones, los cuales se sumarán a las fuerzas nacionales de Gendarmería, Prefectura y Policía Federal enviadas por el Ministerio de Seguridad de la Nación.

El alcance de las acciones será en todas las zonas de la ciudad, en distintos puntos y horarios. Se mantendrán puestos fijos de control a personas de a pie y en movimiento sobre autos y motos, como también patrullaje permanente del cuerpo motorizado de las fuerzas. Estas operaciones durarán diez días y luego se realizará una evaluación de la situación, donde, en caso de ser necesario, los operativos se extenderán por más tiempo.

«El objetivo central es tener un nivel de seguimiento constante y contar con la participación activa y coordinada de la Justicia. Creemos indispensable entender que los delitos comunes o complejos requieren de la intervención de jueces provinciales y federales de manera conjunta. Además, trabajaremos para mejorar el desarrollo de la tecnología aplicada a la seguridad y un funcionamiento más adecuado del 911», afirmó Capitanich.