Cipolini informó que se retoman tareas de pavimentación tras las lluvias

Sáenz Peña. El intendente de Sáenz Peña, Gerardo Cipolini, destacó que frente a días de buen clima inmediatamente el Estado Municipal retoma sus trabajos en lo que respecta a obras públicas.

“De esta manera, podemos afirmar que en un hecho histórico, el municipio trabaja simultáneamente en cinco frentes de pavimento, esto nunca había ocurrido en la ciudad” expresó el contador Gerardo Cipolini.

“Estamos trabajando en las tres cuadras que nos faltaban pavimentar sobre calle 7 entre 28 y 24; también, en la avenida Papa Francisco, donde esta tarde continuarán los trabajos de hormigonado de la calzada, en la calle 21 Bis del barrio Yapeyú se está trabajando a ritmo intenso, al igual que en la calle 14 del barrio Puigbó y en la 26 desde la 19 a la 1″, explicó Cipolini.

Consultado sobre la continuidad de obras que el municipio realiza, sin detener marcha en un momento de parálisis de obras de otros estamentos gubernamentales, indicó que «en el caso de la pavimentación de la avenida Papa Francisco y la calle 14 se recibió un crédito nacional por parte de ANSES, porque el volumen de la obra ameritaba una importante suma de dinero, los trabajos de la calle 21 bis se llevan adelante gracias al programa de pago por adelantado por mejoras y el resto de las obras se las está construyendo con los aportes de los saenzpeñeses, a través del pago de los impuestos municipales».

“Por último, quiero informar que en los próximos días estaremos inaugurando el pavimento ya terminado del barrio Sagrado Corazón sobre la calle 3 y tenemos preparada una sorpresa para los vecinos del entorno”, concluyó el intendente.

CONTINÚA EL PROGRAMA DE VEREDAS BARRIALES

La Secretaría de Obras Públicas del municipio de Sáenz Peña, comenzó la construcción de veredas barriales en el tramo de calle 11 entre 28 y 30 del Barrio Ginés Benítez. La gestión municipal actual suma más de 60 kilómetros de sendas en toda la ciudad.

Las veredas constituyen una solución al requerimiento de los vecinos que diariamente transitan por la zona y permitirá el desplazamiento de peatones de diferentes edades y capacidades.

Además de su función de tránsito peatonal, las veredas son espacios de encuentro entre los habitantes de la cuadra y de recreación para los niños y jóvenes por lo que se convierten en lugares de socialización comunitaria.