Con el Domingo de Ramo inicio a la Semana Santa

Sáenz Peña. El padre Sergio Nosa presidió el domingo en la mañana en la Catedral San Roque la misa por el Domingo de Ramos que tuvo concurrencia de fieles respetando el distanciamiento.

Con el Domingo de Ramos se inicia la Semana Santa, donde se hace la bendición de los ramos y continúa luego durante la semana con distintas celebraciones que tiene que ver con lo central de la vida de fe de un cristiano.

El padre Sergio Nosa se refirió al Domingo de Ramos señalando que «el olivo que bendecimos representa que nosotros seguimos a Cristo y que nuestra vida tiene que llevar ese estilo que Jesús nos marcó en el Evangelio. Y como estamos en un contexto especial donde hay mucha angustia, a veces desesperación, muchas necesidades que tenemos humanamente, se invita a los fieles a que ese ramo bendecido lo coloquen en un lugar visible de sus hogares para que cada vez que llegan cansados, angustiados, desanimados, con alguna enfermedad o con algún dolor, que puedan levantar su mirada hacia ese ramo bendecido y descubrir que tienen a Cristo que es su fortaleza, al Él seguimos y ese es el estilo de vida que debemos llevar».

Señaló que «el silencio con el que terminó la celebración del Domingo de Ramos, ya se omite el canto y salen los fieles en silencio,  es también un llamado a vivir estos días santos más en recogimiento, meternos más dentro de nosotros mismos donde podemos encontrar a Dios, encontrar esa paz y sosiego que muchas veces nos falta y que queremos buscar en otras partes».

Por último, dijo que «esta Semana Santa pueda ayudarnos a recogernos más y dejar un poco de lado aquello que es necesario pero no es imprescindible», concluyó.