Continúan los enrripiados y construcción de alcantarillas

Sáenz Peña. Se busca mejorar la transitabilidad de las calles. Los operativo de relleno y enripiado se realizan en el barrio Techo Digno. Además la Secretaría de Servicios Públicos construye nuevas alcantarillas revestidas en calle 51 y sus intersecciones con las calles 32, 34 y 36.  

El secretario de Servicios Públicos, Pablo Alvarez, comentó que se rellenó y enripió la calle 37 desde la 42 a la 48; la 39 desde la 42 hacia la calle 48, la 41 también en el mismo tramo y la 39 bis desde la 42 a la 44.

Tareas similares se realizaron en la calle 44 desde la 37 a la 39, la calle 46 desde la 37 a la 41 y por la tarde se trabajó en el tramo comprendido desde la 35 a la 37 de dicha calle. De esta forma el barrio quedará completamente enripiado en sus accesos.

Además, se realiza cuneteo y se colocan tubos de hormigón en los cruces de calles para regularizar el sistema pluvial en ese sector de la ciudad.

Por otro lado, el Secretario de Servicios Públicos comentó que acciones similares se replican en distintos barrios de la ciudad, a fin de mejorar la calidad de vida de los vecinos.

Mejoran alcantarilla

El secretario de Servicios Públicos, Pablo Alvarez, explicó que con dicha obra se prevé regularizar el funcionamiento del canal de calle 51, que es un canal troncal y desemboca en el canal de calle 48, desde allí hacia el de avenida 1 y este último desemboca en el cuenco de calle 68 y ruta 16.
Por el canal de calle 51  escurre el agua de muchos barrios de la ciudad, por lo que las nuevas alcantarillas, más amplias y con los niveles correspondientes beneficiará a los barrios Parque Norte, Rucci, Piñeiro, Solidario, 50 Viviendas, Jardín y Mariano Moreno.
Es una obra muy importante y una vez finalizada agilizará notablemente el escurrimiento del agua cada vez que se registren lluvias. Cabe mencionar que desde el inicio de la gestión del intendente Bruno Cipolini se priorizaron las obras pluviales en la ciudad, con el objetivo de amortiguar el impacto que puedan provocar las lluvias abundantes.