El déficit del InSSSeP es de 1500 millones de pesos

Resistencia. Antonio “Penci” Morante aseguró que los recursos propios no alcanzan para cubrir los gastos. ANSES “nos estaría debiendo $990 millones”, dijo. Fuerte rechazo al cobro de plus.

Antonio “Penci” Morante, nuevo presidente de la Obra Social provincial, recordó que anteriormente, “estuve en el cargo entre diciembre de 2011 a diciembre de 2012 presidiendo el Directorio. Estamos repitiendo el mismo con el esquema habitual, porque acá hay una característica, donde el Directorio está compuesto por representantes de los afiliados, con un vocal activo, un vocal pasivo y un síndico; son la voz cantante de los afiliados dentro del mismo y en la toma de decisiones. En aquella oportunidad estaba por el sector activo el señor Caro y por el pasivo Carballo, y como síndico el contador Leyes”.

Admitió que “desde que asumí hasta ahora no tuvimos aún reunión del Directorio, pero sí con los representantes y creemos que vamos a trabajar en conjunto en beneficio de los afiliados”. Y, en cuanto a los ejes de su gestión, pidió relacionar “lo importante, si tomamos como referencia lo que fue la gestión 2012, donde la caja previsional tenía un déficit de 450 millones, la obra social superávit y el Fondo de Alta complejidad un mínimo superávit”.

“Hoy tenemos un déficit por encima de los $1.500 millones y eso es lo importante, lo que quiere decir que los recursos propios del instituto no alcanzan para cubrir los gastos. Para mitigar el déficit, tanto en la Obra Social como en la Caja Previsional, hay que trabajar fuertemente para que ANSES dé cumplimiento a los acuerdos. En este momento, nos estaría debiendo como $990 millones que corresponden al 2019, 2018 y parte del 2017”, aseveró Morante.

Informando también que “los déficits los cubre la Tesorería y el gobernador está trabajando en esto, porque también es una preocupación para él. Sobre la Obra social estamos planificando un trabajo, porque pensamos que hay un exceso en el gasto y porque entendemos que podemos corregir ese déficit. Vamos a mantener reuniones con prestadores y prestadores extra territoriales, porque tenemos un gran incremento en el valor arancelario”.

A título de ejemplo, explicó que “$100 millones mensuales se pagan a los prestadores en Buenos Aires, cuando antes no alcanzaban a los 40 millones; por eso tenemos que encontrar los motivos de las derivaciones, porque en la provincia los tenemos y buenos y el servicio público de los Hospitales Perrando y Pediátrico son muy buenos. Las derivaciones oncológicas han crecido muchísimo en los últimos años y hay que ver qué está pasando, porqué la gente prefiere ir a tratarse a Buenos Aires y no acá”.

“El plus es un tema bastante complejo. Es un gran desafío, porque desde el Instituto no avalamos el cobro de adicionales y la relación contractual está plasmada en un convenio, donde se establecen montos. Podemos pagar un determinado valor por la consulta médica, y nunca vamos a acordar un monto superior que no podamos pagar”, afirmó el titular del InSSSeP; añadiendo que “tenemos que ser respetuosos nosotros y los prestadores. Si ellos consideran que los montos son inferiores a lo que consideran justo, no están obligados a prestar el servicio”.

En cuanto al servicio de Farmacia, Antonio Morante reconoció “que estamos complicados porque los números se dispararon, y tenemos una gran cantidad de afiliados con tratamientos caros o especiales”. Y a los efectos de una mejor evaluación de la cuestión, sostuvo que “tenemos 276.000 afiliados en toda la provincia, directos o indirectos, y 16.000 afiliados bajo el programa de Diabetes y hay un subregistro de que seguramente están adquiriendo Insulina con otra modalidad. Tenemos 400 afiliados con el programa VVA, y oncológicos, y mujeres con patología mamaria con el que estamos en unos 1.600 casos”.

“Esta es nuestra lucha. Estamos trabajando mucho y reuniéndonos con los proveedores de medicamentos, porque queremos garantizar la continuidad de los tratamientos. Ahora entramos en receso administrativo, pero hemos tenido una muy buena respuesta en los trabajadores y muchos de los proveedores, que se han puesto a disposición para la provisión de los medicamentos”, reveló.

Terminó opinando que “el hecho de que Ginés González García sea ministro de Salud de la Nación es una señal muy importante. Hemos vivido algunos años de angustia y llegamos a situaciones donde adultos mayores tenían que optar entre pagar servicios o sus medicamentos y esto es muy doloroso”.