• Home »
  • Saenz Peña »
  • El mal estado y la deficiente iluminación de la Autovía de Ruta 16 vuelven a generar críticas

El mal estado y la deficiente iluminación de la Autovía de Ruta 16 vuelven a generar críticas

Sáenz Peña. La misma capa asfáltica había mostrado su deterioro en algunas zonas. Hay tramos que literalmente se encuentran a oscuras. Urge una intervención.

Desde hace tiempo, la autovía de la ruta nacional 16 viene mostrando una serie de deficiencias que se convierten en un verdadero peligro para quienes la transitan. Hoy, el mal estado de la calzada y la deficiencia en la iluminación en algunos tramos que literalmente se encuentran a oscuras, la convierten en una trampa mortal para los automovilistas y motociclistas que circulan por esa traza.

El tema de la falta de iluminación, se ha convertido en una cuestión cíclica ya reflejado en innumerables oportunidades por NORTE y otros medios, como el caso de OdeN, a partir de la preocupación de los vecinos de barrios ubicados al sur de la misma, quienes permanentemente hacen referencia a los riesgos que enfrentan en tiempos que la misma queda en la oscuridad total o parcial, donde no solo aparece la inseguridad vial por los riesgos de accidentes sino también lo relacionado con la posibilidad de ser víctimas de un delito.

A esas problemáticas, ahora se suma el mal estado de la calzada en algunos tramos, donde se observan importantes ondulaciones en el asfalto, baches y además huellas que se van formando en la zona de tránsito más utilizada por automovilistas y transportistas. Además, hace tiempo la misma capa asfáltica había mostrado su deterioro en algunas zonas, donde se formaron algunos baches, varios de los cuales demandaron reparación.

“La verdad es que esta es una situación muy peligrosa, la verdad es que para alguien que no conozca a zona, puede tener un accidente con consecuencias graves, se puede matar” dijo ayer un automovilista que se comunicó con esta redacción aportando datos y señaló que una de esas “trampas” se encuentra a metros del semáforo ubicado en la intersección de la autovía con colectora sur a la altura de calle 212, uno de los accesos principales al barrio San Cayetano.

“Esto se debe a que al transitar por la zona, los camiones que pasan transportando todo tipo de productos lo hacen con taras que superan ampliamente las establecidas como límites y así no hay pavimento que aguante” dijeron algunos observadores de lo que ocurre en la zona.

Todas estas cuestiones, de calzada en mal estado sumado a iluminación deficiente conforman una conjunción de situaciones que convierten a la autovía en una trampa mortal.

La 95, cada vez menos transitable

No son pocas, las peripecias que sufren a diario quienes deben transitar las rutas nacionales con traza por el centro del interior de la provincia debido al estado de las mismas. En este contexto, automovilistas y comerciantes no solo de Sáenz Peña sino de distintas localidades continúan expresando sus reclamos ante el marcado estado de deterioro de la ruta 95 en los primeros 20 kilómetros al sur de la rotonda de esta ciudad en dirección hacia La Tigra.

Ese tramo muestra un marcado estado de deterioro que con el paso del tiempo y la falta de mantenimiento permanente va agravando la situación.

Incluso tramos intervenidos con reasfaltado que se terminaron en el transcurso del año pasado hoy se encuentran prácticamente intransitables.

“La verdad es que cada vez que tenemos que ir a hacer repartos hacia las localidades ubicadas al sur tenemos que padecer el calamitoso estado de la ruta en ese tramo, hay partes que se encuentran prácticamente intransitables, hay que ir a paso de hombre” dijo el repartidor de una firma comercial que abastece a localidades como La Tigra y La Clotilde.

El estado de la calzada exige que las autoridades de Vialidad Nacional tomen nota e intervengan en ese tramo ya que la probabilidad de accidentes está latente de manera permanente y ya existen antecedentes de accidentes graves, incluso algunos con víctimas fatales.

“Lo mínimo que te puede pasar al mínimo error es la rotura del vehículo o el reventón o rotura de algún neumático” dijo Carlos un remisero que a diario transita por el lugar uniendo Sáenz Peña con La Clotilde quien además agregó “es muy peligros y más para alguien que transite de noche y no conozca la zona, más en esta época del año donde con las intensas lluvia caídas hay mucha humedad y se generan bancos de niebla, que hacen todo más peligroso”. “Hay zonas donde ya no podes ni esquivar alguno de los baches existentes porque encontrás otro cráter, ya que hay sectores donde los pozos ocupan todo el ancho de la ruta”, puntualizó.