• Home »
  • Legislativas »
  • El nuevo ordenamiento territorial se convirtió en Ley gracias a la «mayoría oficialista»

El nuevo ordenamiento territorial se convirtió en Ley gracias a la «mayoría oficialista»

Resistencia. Con 16 votos a favor del Frente de Todos y la negativa de la oposición, se aprobó la norma que había sido remitida por el Ejecutivo en el 2021 y que generó fuerte debate.

En la sesión ordinaria de este miércoles, diputados oficialistas lograron convertir en ley el proyecto 2156/21 que había sido presentado por el Ejecutivo provincial durante el 2021.

Se trata de la norma que establece los lineamientos para el desarrollo territorial y un hábitat adecuado, la cual generó disputas entre la ministra de Ambiente, Marta Soneira, y sectores de la industria forestal.

Finalmente la ley fue aprobada con 16 votos del Frente de Todos, mientras que la UCR y el Frente Integrador votaron en contra sumando 12 votos por la negativa. El diputado Schwartz, también del Frente de Todos, se abstuvo.

Reclamo por los nuevos mapas

El día en que se votaba la ley, Radio La Red puso al aire a Dardo Tiddi, integrante de la Asociación Somos Monte quien habló del principio de no regresión en relación a los bosques nativos, y señaló que el último mapa expuesto tiene un grave problema:  “El objetivo final de la Ley de Bosque es detener el desmonte, es claro que las zonas verdes deben regulada y progresivamente ir desapareciendo en las sucesivas actualizaciones , imagínese  que pasan los años y cada vez más deberían reducirse”.

En esta línea agregó, “es claro que no se puede volver atrás, un bosque que estaba protegido en el anterior ordenamiento no puede perder su protección en la actualización sucesiva, esto es un principio básico en el derecho ambiental, la prohibición de retroceso justamente se llama principio de no regresión”, indicó y agregó: “esto es lo que está pasando en el mapa que estamos viendo en circulación en los talleres, hoy en día la provincia hay entre unas 300.000 y 400.000 hectáreas de bosques, el gobierno está tratando de pasar de categoría amarilla a categoría verde a través de artilugios”, declaró.

Asimismo explicó que “estos son bosques que se encuentran en categoría amarilla por lo tanto no deberían perderse y de alguna forma el gobierno está tratando de habilitar para futuros desmontes, esto es algo a lo que nosotros nos estamos oponiendo muy fuertemente porque es ilegal y quien no dice esto a la gente desinforma, cuando se hacen talleres y no se explica que no se puede volver atrás sobre determinadas categorías, es desinformación”, aseguró.

Por otra parte recordó que el año pasado se retiraron de la mesa participativa y técnica como forma de reclamo ante la exposición de un mapa regresivo, “cuando nos retiramos dijimos estamos abiertos al diálogo, pero tienen que tener en claro que no pueden involucrar o pensar en involucrar a la ciudadanía o a las organizaciones socioambientales en apoyar un mapa que va en contra de la ley de bosques, fue un mensaje muy claro, el gobierno pareció recibirlo cuando este año comenzó con un mapa parecido al de septiembre de 2021, pero hace pocos días nos enteramos de la introducción de unos polígonos en el departamento almirante Brown y Güemes, que son inaceptables, es claro que desde nuestro punto de vista ningún tipo de desmonte hoy con topadoras se justifica, estamos a favor de la utilización sostenible del bosque pero no de los desmontes con topadoras, pero más allá de esto hay un punto fundamental que es el principio de regresión que no puede ser cedido”, finalizó.