La Diócesis San Roque vivió intensamente la Vigilia de Pentecostés y 24 horas con María

Sáenz Peña. Como cada año, los fieles, especialmente los jóvenes de las distintas zonas pastorales de la Diócesis de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, suelen organizar un encuentro diocesano en torno a la fiesta de Pentecostés.

Este año ante las restricciones por la pandemia, también se pudo realizar pero de manera virtual. Monseñor Hugo Nicolás Barbaro, obispo de la Diócesis, animó a los fieles a ser creativos ante los desafíos y llegar a todos de distintas maneras, especialmente por los medios de comunicación social.

Las actividades iniciaron los días previos a Pentecostés. Especialmente con la novena encada parroquia como con sucesivas transmisiones online. Con la participación de numerosos jóvenes y la colaboración del Seminario Cura Brochero se coordinaron momentos de oración, formación y animación.

La concentración principal fue el sábado 22 y domingo 23 donde se palpitó la Vigilia de Pentecostés. Hubo testimonios, música y saludos de varias comunidades y distintos grupos.

El obispo presidió la Santa Misa desde el Seminario Diocesano y, seguidamente, pudo interactuar con los jóvenes a través de las redes sociales. Escuchó con atención a los chicos, respondió a sus inquietudes y dio algunos consejos.

24 horas con María

El lunes 24 inició otro intenso itinerario de oración por la patria de la mano de la Virgen. Fueron 24 horas de oración, particularmente del santo Rosario. La iniciativa partió de monseñor Barbaro a partir de la experiencia de algunas comunidades que fueron haciendo este tipo de actividades, como las propuestas del Papa Francisco y de la Conferencia Episcopal Argentina.

Aprovechando la Memoria de María Madre de la Iglesia y María Auxiliadora, hasta el martes 25, Aniversario Patrio, se rezó el Santo Rosario desde las distintas parroquias de la Diócesis.

El obispo inició al mediodía con un mensaje a todos los fieles y continuó con la adoración al Santísimo y la oración mariana. Al finalizar el mediodía del 25, el obispo agradeció a todos, especialmente a los sacerdotes, que animan a las comunidades en estos tiempos de sufrimientos.

Tanto la Pastoral Juvenil Diocesana, junto al Seminario Diocesano, y el Vicario para la Pastoral, Presbítero Licenciado Rubén Pérez y el Equipo de Pastoral de la Diócesis, coordinaron el trabajo de ambas iniciativas diocesanas y organizaron el despliegue virtual para que llegue a lo largo y ancho de la diócesis. Además, próximamente, se continuará con propuestas similares siguiendo las Solemnidades de la Iglesia como otras iniciativas del obispo y del Papa Francisco.