Mediante fianza de 50 a 100 millones Michlig, Garcia y Correa quedaran libre

Sáenz Peña. Michlig debe acreditar una caución real de 100 millones, Correa unos 60 millones, y García 50 millones de pesos. Esto ocurrió luego que  la Cámara Primera en lo Criminal resolviera darle un plazo de dos meses a la Fiscalia para elevar la causa a juicio.

La Fiscalía N°1 a cargo de la Dra Liliana Lupi en conjunto con la Fiscal de Cámara Maria Rosa Osiska otorgaron la libertad a los tres detenidos por la causa conocida públicamente como Mega Estafa Inmobiliaria.

Con cauciones de 100, 60 y 50 millones los imputados Juan Manuel Michlig, Pablo Garcia y Eduardo Correa recuperaran su libertad cuando complementen lo establecido por el art. 297 y 302 del C.P.P

Con el cese de la prisión preventiva, ya no quedan detenidos en esta causa, que además ya esa en condiciones de elevarse a juicio.

Los tres imputados estaban detenidos por los delitos de Asociación Ilícita Agravada a titulo de organizador en concurso real con los delitos de estafa, uso de documento falso (23 hechos concursados realmente) y defraudación especial, todo en concurso ideal son algunos de los delitos que le imputo la Fiscalía de Investigaciones N°1 a cargo de la Dra Liliana Lupi. Por estos hechos la semana pasada todos los imputados fueron llevados a tribunales de Sáenz Peña y se les readecuaron los delitos.

De esta forma la Fiscalía N°1 a cargo de la Dra Liiana Lupi otorgó la libertad y cese de prisión preventiva para los tres detenidos quienes deberán no solo acreditar la caución impuesta sino que deberán cumplir una serie de condiciones impuestos por la Fiscalía. Esto ocurrio luego que  la Cámara Primera en lo Criminal resolviera darle un plazo de dos meses a la Fiscalia para elevar la causa a juicio. De no ocurrir esto “la fiscalia debera hacer cesar los efectos de la prision preventiva dictada”.

Las cauciones según se pudo saber se otorgaron en función de la naturaleza del delito, la gravedad del daño, es por eso que se determinó que Juan Manuel Michlig acredite una caución real de cien millones de pesos , además deberá fijar y mantener un domicilio, permanecer a disposición del Organo Judicial y concurrir a todas las citaciones, se deberá abstener de realizar cualquier acto que pueda obstaculizar el descubrimiento de la verdad, no podrá slair del pias, como tampoco ausentare del radio de su lugar de residencia.

Bajo las mismas previsiones recuperara su libertad German Eduardo Correa a quien se le fijo una caución de sesenta millones de pesos ($60.000.000), mientras que para Pablo García la caución fue de 50 millones de pesos, para ambos con las mismas restricciones que Michlig.