Monseñor Barbaro ordenó un diácono camino al sacerdocio

Santa Sylvina. El pasado 20 de diciembre fue ordenado diácono el joven Luis Ramón Czub. La celebración se llevó a cabo en su ciudad de origen, Santa Sylvina, y fue presidida el obispo de la Diócesis de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, Monseñor Hugo Nicolás Barbaro.

En la homilía el obispo describió la vocación de algunos personajes bíblicos: “Jesús elige a los que quiere, los invita libremente a seguirlo como a Mateo, a dejar todo y tomar otro rumbo. Otro testimonio escuchamos del Profeta Jeremías, que se sentía muy joven y como comprendió que el Señor se encargaría de acompañarlo. San Pablo también nos enseña otra actitud de los llamos, la de abandonarnos enteramente al servicio de Dios”.

“Quien sigue a cristo debe imitarlo en su crucifixión, eso significa en ser generoso, servir siempre: olvidarse de uno mismo, atender, escuchar, saber entregarse a los demás”.

“El Señor se apoyó en tus padres, Luis, ahora se quiere apoyar en vos: que siempre te dejes ayudar, para que seas muy fiel y muy feliz. El Señor quiere contar con tu colaboración. De esa manera darás muchos frutos, siendo fiel a lo que Dios te pide”.

Antes de la bendición final, el nuevo diácono agradeció a Dios por su llamada, a la Iglesia en sus pastores y fieles por ayudarlo a perseverar y a su familia por instruirlo en el camino de la fe.

Acompañaron la celebración un gran número de sacerdotes, y fieles de diferentes comunidades. Los festejos continuaron con un agasajo fraterno y números artísticos locales.

Luis nació el 24 de agosto de 1989, vivió con sus padres y hermanas en la zona rural de Santa Sylvina. Allí acompañó a su papá en trabajos relacionados a la agricultura y a la ganadería. Realizó sus estudios en las Escuelas Primarias Nº 305 y N° 665 respectivamente, y en el Bachillerato Libre para Adultos N° 9.

En la adolescencia comenzó a tener un trato más cercano con los sacerdotes. Simultáneamente inició la catequesis en preparación a la Confirmación. Se incorporó al servicio de la Parroquia como monaguillo, además de acompañar otras tareas pastorales.

Inició un proceso de discernimiento y en 2010 ingresó al Seminario Diocesano de Presidencia Roque Sáenz Peña. Perseveró en la formación camino al sacerdocio en Seminario Interdiocesano La Encarnación. Años después continuó la preparación teológica en el Seminario Internacional Bidasoa de Pamplona, en España.

Actualmente colabora en diversas tareas con el obispo, Monseñor Hugo Barbaro y acompaña en actividades pastorales en la parroquia de San Bernardo, junto al padre Danilo Aranda.