Motochorros atemorizan a saenzpeñenses y roban teléfonos celulares

Sáenz Peña. Tras el recupero de dos teléfonos celulares, se supo del ataque de motochorros a dos transeúntes, uno de ellos menor de edad. Los hechos ocurrieron en el barrio Reserva Este y Puerta del Sol. No hubo detenidos.

Una de las denuncias fue radicada en la comisaría 1ª de Sáenz Peña, la cual da cuenta que el pasado 26 de diciembre un menor fue víctima de un arrebato por parte de motochorros, quienes le sustrajeron su teléfono celular.

Personal de la División Investigaciones de Sáenz Peña inició la investigación por este y otros robos ocurridos en la ciudad dando como resultado el secuestro del bien robado. En forma conjunta con efectivos de la primera se establece a través del posicionamiento satelital que el teléfono estaría encendido, por lo que en compañía del damnificado los efectivos realizan un seguimiento del móvil en cuestión, dando como resultado que el mismo se encontraría en Barrio Reserva Este.

Los efectivos policiales llegaron entonces hasta la vivienda identificada y se presentaron ante el propietario a quien le explicaron su presencia en el lugar. El hombre ante la requisitoria de la policía adujo que su hijo menor había encontrado un celular en una cancha de fútbol, haciendo entrega de forma voluntaria el teléfono buscado.

Tras verificar si se trataba el del teléfono sustraído proceden al secuestro del mismo, el propietario de la finca donde se encontraba el aparato fue notificado de las actuaciones conforme lo dispuesto por Fiscalía Penal Nº 4, Rafael Valero.

LO ATACARON CON UNA CADENA PARA ROBARLE

La otra denuncia fue radicada en comisaría 4ª por un hombre que el pasado 19 de diciembre mientras circulaba a pie en el Barrio Puerta del Sol fue interceptado por dos motochorros que previo a golpearlo con una cadena le sustrajeron un teléfono celular Samsung J4.

El teléfono fue recuperado días después por efectivos de la División Investigaciones cuando tomaron conocimiento que en el barrio Tiro federal estarían vendiendo un teléfono de similares características al sustraído.

Hasta el mencionado barrio arribó una comisión policial quienes luego de una recorrida observaron a dos jóvenes a bordo de una motocicleta los cuales al notar la presencia policial se dan a la fuga a gran velocidad.

Los motochorros fueron perseguidos por la policía hasta calle 48 y 3, pero ingresaron por una cortada y se perdieron de vista. En su huida los malvivientes arrojaron un objeto en la calle el cual se constata que se trataba del bien denunciado como sustraído, procediendo al secuestro bajo formalidades legales.