Premio a la derrota, la ineptitud y la soberbia: Spoljaric nombrada en APA

Sáenz Peña. El sitio web de contenido político ChM le dedicó un articulo a la designación de la ex diputada, espíritu de la última derrota peronista en la Termal. Menciona los enojos en las filas oficialistas y habla de un reciclado peronista sin desgaste.

Tras la fuerte pelea entre el ingeniero Leonardo Aguzín y el ministro Santiago Pérez Pons, a quien el primero llamó «enano fachista», Capitanich tuvo que reordenar algunas áreas. La ex diputada fue siempre señalada como la responsable de la derrota en Sáenz Peña. Su nueva designación, en APA, llega acompañada de críticas de su propio espacio político.

Anteriormente Spoljaric fue designada como Consejera en el armado de la nueva conducción del Consejo Partidario que conduce Capitanich; esto fue parte del acuerdo entre Capitanich, Peppo y Martínez, pero en Sáenz Peña, donde no dejan votar a los afiliados, ha caído poco simpática esa designación de la ingeniera, y el enojo sigue teniendo su abono ahora con el nuevo cargo asignado. «Premian la ineptitud política, territorialmente el PJ ha perdido terreno en la Termal por inacción política de quienes ocupan cargos, y los siguen premiando», dijo una vez justicialista al ser consultada.

Durante la campaña militantes y dirigentes acusaban a Spoljaric de mantenerse alejada de los «compañeros», con múltiples desplantes producto de sus actitudes de soberbia, y hasta fue expuesta por algunas prácticas populistas que involucraron incluso su domicilio.

El nombre de Liliana Spoljari sonaba como vocal de Sameep, para reemplazar al denunciado Raúl Acosta, pero alguien la bajó de eso. Finalmente la «reciclaron» en APA, ente que se dedica a regular, proyectar, y ejecutar planes generales de obras hidráulicas, riegos, canalización y defensa.

El Peronismo saenzpeñense desarticulado, dolido, dividido, pero fundamentalmente distanciado primero de la sociedad, realizó una reunión el pasado viernes para tratar de buscar un camino que renueve la conducción ante la falta de elecciones. Una de las cosas que se discuten es la falta de representatividad, capital político y apego a la militancia más allá del negocio que algunos montan al llegar a ocupar espacios.

Una de las críticas más duras, de distintos sectores, apunta a Liliana Spoljaric, ahora nuevamente premiada. El año pasado, como en anteriores, el PJ se enfrascó, se aisló de todos, cometió errores absurdos como bajar mercadería en una construcción al lado de la propia casa de la candidata a la reelección, incluso el ego la mostró superior a todos, y perdió el sentido común, y la soberbia hizo el resto. Pero más allá de vergonzosa derrota peronista en Sáenz Peña comandada por Spoljaric, la política es el arte de lo imposible, y el «reciclado» peronista es siempre sorprendente.

¿Habrá que esperar ahora que aparezcan contratos de su empresa familiar con el ente en el que empezará a participar? ¿Tal vez camiones para simular acarreos de agua y hacer una monedita más?

El ministro Santiago Perez Pons dio al licenciado Gerónimo Fernández Cosimano, que siendo gerente general de la empresa Sameep libró cheques sin fondos por 30 millones y fue despedido por el presidente Leonardo Aguzin, su respaldo absoluto. Ese fue el inicio de la trama que decantó en la renuncia que en duros términos presentó Leonardo Aguzin al gobernador Jorge Capitanich. El Gobernador aceptó la renuncia y así dio su apoyo incondicional a Perez Pons, ¿y a los cheques sin fondo de Fernández Cosimano?.

Así empezó el festival de nuevos nombramientos.