Sofía sufría abusos y falleció de asfixia por sumersión

Sáenz Peña. Lo reveló la autopsia encargada por el fiscal Soto. La información la confirmó DiarioChaco esta siesta.

La autopsia sobre el cuerpo de la pequeña de un año y medio, quien murió anoche tras ser encontradaen un pozo, reveló que existen signos de abuso crónico, según indicó a este medio el fiscal Marcelo Soto. Además, confirmó que la causa de muerte fue «asfixia por sumersión».

En este sentido, la carátula de la causa cambió a «homicidio criminis causa» y los familiares ya fueron citados a declarar.

Sin embargo, el fiscal Soto adelantó que la información con la que cuenta, se trata de un informe verbal por parte del forense a cargo y que el informe preliminar lo tendrá en horas de la tarde. Al respecto, marcó que «la autopsia tardará varios días», por lo que no existen certezas plenas.

En ese sentido, enfatizó que los abusos crónicos descubiertos son de vieja data. Según averiguó Diario Chaco, los padres de la bebé estaban separados y la familia de la nena está conformada por cinco hermanos.

La pequeña había sido hallada ayer por la noche en un pozo cloacal en las inmediaciones de su casa. Al ser rescatada se le realizaron maniobras de reanimación cardiopulmonar y se la derivó al hospital local. Fue allí que lograron reanimarla e inmediatamente la derivaron al hospital 4 de Junio de Sáenz Peña, donde finalmente falleció.

Las sospechas aparecen al momento de descubrir abusos crónicos de vieja data y entre los involucrados en la investigación hasta intrujeron la hipótises de que habría sido asesinada. Sin embargo, de momento los funcionarios judiciales a partir de la naturaleza del caso, aún mantienen el hermetismo sobre la resposabilidad de los familires que, en medio de toda esta situación, tuvieron un accidente mientras escoltaban a la ambulancia que trasladaban a la beba.