• Home »
  • Judiciales »
  • Sosa incorregible: rompió la tobillera dos veces y se quedó sin prisión domiciliaria

Sosa incorregible: rompió la tobillera dos veces y se quedó sin prisión domiciliaria

Sáenz Peña. Según su abogado Carlos De Cesare es comprensible su actuación por la abstinencia que atraviesa en el marco de su recuperación por consumo de drogas.

Hugo Sosa es uno de los detenidos por el Doble Homicidio de la localidad de Quitilipi (las jóvenes de Machagai que aparecieron degolladas). Previamente la Justicia le había otorgado en una feria judicial este año la prisión domiciliaria. La instancia fue resuelta en el mes de enero por el Juez de Garantías en Feria, Daniel Freytes, cuando Sosa se encontraba alojado en el Servicio Penitenciario II de Sáenz Peña.

En la últimas horas que ese beneficio fue revocado debido a que se tomó conocimiento que en dos oportunidades que el detenido Sosa había logrado sacarse la tobillera y el personal policial pudo constatar además que la misma se encontraba cortada. Aún así, la excusa expuesta por el detenido fue insólita. Una se produjo en el pasado 25 de marzo y otro en la madrugada de este jueves.

La División de Monitoreo Electrónico de Detenidos aseguró en dos oportunidades que el detenido había salido en horario no permitido y en otra ocasión el sistema no detectaba cuerpo alguno. En ambos casos el personal policial se dirigió al domicilio para verificar que fue lo que había ocurrido, para luego reponer la misma.

Esta madrugada, personal policial del Servicio Penitenciario llegó hasta el domicilio del detenido ubicado en el barrio Monseñor de Carlo y constató una vez más que Sosa se había quitado la tobillera de seguridad, debido a esta situación el fiscal de turno Marcelo Soto, dispuso que sea derivado a la Comisaría Tercera por jurisdicción y luego trasladado a la División Investigaciones donde se encuentra detenido hasta tanto se lo traslade nuevamente al Servicio Penitenciario Provincial de esta ciudad.

Carlos De Cesare, abogado de Sosa, explicó a LT16 AM950 que la situación vivida con la tobillera de Sosa es comprensible debido la abstinencia que atraviesa en el marco de su recuperación por consumo de drogas. «Mi cliente estuvo en una Clínica y la Justicia revocó eso, por eso tramitamos de nuevo la domiciliaria para que esté contenido y tratado con fuertes dosis para controlar su ansiedad, y esto que sucedió es producto de eso, del tratamiento de desintoxicación que atraviesa mi cliente. Y no creo que el alojamiento en el Servicio Penitenciario sea lo más recomendable», dijo.