Volvió a aumentar la pobreza en el país

Buenos Aires. Según el INDEC la pobreza aumentó 8,1 puntos en un año y alcanzó el 35,4% en el primer semestre de 2019. La indigencia además llegó a 7,7%. Así, hay 16,1 millones de personas que no cubren la canasta básica en todo el país.

El índice de pobreza volvió a subir en la primera mitad de 2019 y reflejó que un 35,4% de la población argentina no llega a cubrir la canasta básica total. De acuerdo a los datos del Indec, la indigencia, además, afecta al 7,7% de los habitantes del país.

El 35,4% que informó el organismo estadístico implica un incremento de 8,1 puntos respecto a la medición de ese mismo período de 2018. De acuerdo a especialistas, el impacto que tuvo la aceleración inflacionaria sobre los ingresos de los hogares empujó a más familias bajo la línea de pobreza. El salto en la medición de pobreza es el más alto desde la crisis de fines de 2001, que impactó en los indicadores sociales de 2002.

El muestreo del Indec abarca 31 conglomerados urbanos de todo el país, lo que representa cerca del 62% de la población total. Así, el organismo estadístico difundió que uno 10 millones de personas son pobres y 2,1 millones son indigentes.

Pero al extender el alcance de esos indicadores al total de habitantes de la Argentina, se desprende entonces que hay en total unos 16,1 millones de personas bajo la línea de la pobreza y casi 3,5 millones que no llegan a cubrir el costo de la canasta de alimentos.

En ese sentido, otro de los datos que derivan del informe oficial es que, en el último año, 1,75 millones de personas cayeron bajo la línea de pobreza y casi 490.000 pasaron a ser considerados indigentes.

En el Gran Buenos Aires la pobreza alcanzó el 39,8% en la primera mitad del año. En otros grandes centros urbanos la incidencia de la pobreza también estuvo por encima del promedio. En el Gran Mendoza alcanzó el 37,6%, en Gran Córdoba fue de 36,6% y en Gran Santa Fe de 38,2%.

El Indec mide además cuál es la brecha entre el ingreso promedio de pobres e indigentes y el valor de la canasta básica. De esa forma, cuánto dinero «por debajo» de las líneas de pobreza e indigencia quedaron.

Así, el organismo estadístico mostró que entre las personas consideradas pobres el ingreso promedio fue de $18.437, casi $12.000 por debajo de la canasta básica total. Y quienes son indigentes, por su parte, estuvieron a $4.500 de poder cubrir la canasta alimentaria.