¿Y si el vecino quiere cruzar por ese lugar?

Sáenz Peña. Esta imagen es de la Avenida 33 entre 24 y 22. La empresa constructora cerró toda la vereda (espacio público) y obliga al peatón a bajarse a la calle para cruzar.

La intriga es si las autoridades aún no hicieron la inspección o la pasaron por alto. Los vecinos ven con buenos ojos el embellecimiento de la zona, pero si en verdad la idea, como dice el cartel de obra es para trabajar en la ampliación de la vivienda familiar, necesariamente se debe hacer esto?

La vereda es pública, y debe contemplar el libre paso del peatón, para eso este tipo de cerramiento perimetral que protege la obra, por cuestiones de seguridad, debe hacerse teniendo en cuenta la linea de eje municipal.

Sin embargo, aquí la empresa constructora, cuya identificación se aprecia en el cartel de obra, tomo la decisión de cerrar todo y obligar al vecino a cruzar por el canal revestido que oficia de cuneta o bien bajarse al pavimento de la calle.