Bastos no pudo sostenerse por las denuncias y sólo consiguió el voto radical

Sáenz Peña. En la pulseada por la conducción provisoria de la Fiscalía 1, que dejó vacante Liliana Lupi, la actual secretaria no consiguió apoyo más que el de la UCR. El fiscal Gustavo Valero está sentado sobre una denuncia que alcanza a Bastos, a la propia Lupi y a la jueza Benitez. ¿Hay cajoneo por pedido?

Verónica Bastos, actualmente secretaria de la Fiscalía 1 considerada en el fuero local como un ámbito judicial plagado de planteos de nulidad y múltiples denuncias a sus integrantes, buscaba ser la próxima fiscal, pero sus pretensiones cayeron en caso roto con la designación de Cristián Arana, sostenido por el PJ y con gran lobby de su cuñado Caito Olivieri.

Notas periodísticas anteriores planteaban si ¿hay vínculos con la política? o si alguien gestionaba el apoyo para la denunciada pareja del defensor Matias Jachesky.

Bastos, secretaria en la Fiscalía que hasta hace poco condujo Liliana Lupi (que inició el trámite jubilatorio para zafar de un Jury), es alcanzada por una denuncia que involucró a la ahora ex fiscal y que promueve un requerimiento jurisdiccional. 14 hechos denunciados que fueron a parar a las manos del fiscal Gustavo Valero.

Tal lo que se adelantó en alguna oportunidad la UCR hacía un trabajo de recolección de apoyo en la Fiscalía para evitar la designación de un «militante peronista», pero no le alcanzó. El lobby no le alcanzó ni a la UCR que votó en soledad, dejando al descubierto que sí quería sostener a Bastos que estaba denunciada, ni a Bastos que soñaba con la silla de fiscal.

Carmen Noemí Delgado es la única integrante del Consejo de la Magistratura que votó por Bastos. La diputada de la UCR termina mandato el 09 de diciembre de 2021. ¿Le habrán hablado de reelección para que vote a una aspirante denunciada?

Por otra parte y no menos importante, el fiscal Valero sigue tomándose todo el tiempo del mundo para darle tramite a la investigación interjurisdiccional que debe determinar si Lupi, Bastos y Benítez cometieron delitos y atropellaron derechos de personas investigadas en esa Fiscalía. ¿Estarán presionando a Valero o habrá recibido ordenes para no avanzar con la investigación y sepultar el expediente en algún cajón polvorientos de esos que jamás vuelven a abrirse?.