Federales santafesinos detenidos por presunto tráfico de drogas

Santa Fe. El jefe de la delegación Santa Fe de la Policía Federal y otros cinco policías fueron detenidos hoy en el marco de dos investigaciones de la justicia federal local por el presunto tráfico de estupefacientes y adulteración de documentos públicos.

El jefe de la Policía Federal, comisario general Néstor Roncaglia, confirmó las detenciones en una rueda de prensa en Santa Fe, en la que además aseguró que, en un operativo llevado a cabo en la delegación local de la fuerza de seguridad nacional, fueron halladas casi un centenar de bolsitas con cocaína.

Uno de los detenidos es el jefe de la delegación santafesina, comisario Marcelo Lepwalts, quien venía siendo investigado desde inicios de año junto a dos oficiales y tres suboficiales.

El comisario Roncaglia señaló que se presentó ante el fiscal federal 1 de Santa Fe, Gustavo Onel, al momento de tomar conocimiento de las “inconductas” de Lepwalts y de los otros policías para hacer la denuncia que dio inicio a la investigación.

“Paralelo a ello, el fiscal federal 2, Walter Rodríguez, también tenía otra investigación que apuntaba a unos narcotraficantes que fueron detenidos esta mañana. En una oportunidad habían sido abordados en la vía publica por otros policías de la Delegación Santa Fe. En ese operativo no se cumplió con las reglas, ya que secuestraron solo una parte de la droga y uno de los teléfonos que tenían”, agregó Roncaglia.

El jefe policial aseguró que “no se va a esconder la basura abajo de la alfombra” y explicó que hoy mismo todos los involucrados fueron pasados a disponibilidad.

“Estamos en presencia de un ilícito y se realizó una buena investigación donde, lamentablemente, policías estuvieron investigando a policías y los resultados fueron positivos”, señaló Roncaglia.

El propio jefe de la fuerza afirmó que los allanamientos realizados en el marco de la investigación fueron siete, seis de ellos en la casa de los imputados y el restante en la delegación local, donde se secuestraron 88 bolsitas de cocaína en un baño de una oficina.

“El procedimiento lo llevó a cabo Asuntos Internos dentro de la comisaría local”, añadió Roncaglia.

Voceros de la investigación señalaron que en las casas de los agentes se encontró dinero en efectivo, dólares, aunque no se hallaron ni drogas ni armas sin registrar.

Roncaglia sostuvo que “está comprobada la relación entre estos efectivos de la fuerza y narcotraficantes en procedimientos que fueron irregulares”.

Para el comisario, “es lamentable lo que pasó pero los argentinos deben estar tranquilos que estaremos trabajando para terminar con estas inconductas”.

Los policías detenidos quedaron a disposición de dos juzgados: por un lado el juzgado federal 1 de Santa Fe, a cargo de Reinaldo Rodríguez, que los investiga por “encubrimiento triplemente agravado e incumplimiento de los deberes de funcionario público”; y por el otro, el juzgado 2, de Francisco Miño, por “tráfico de estupefacientes, falsedad ideológica de documento público, sustracción de elementos probatorios, encubrimiento triplemente agravado, incumplimiento de los deberes de funcionario público, cohecho y falso testimonio”.

Los operativos de detención fueron realizados por agentes de la División de Operaciones Judiciales de la Superintendencia de Asuntos Internos y la División Análisis y Prospectiva del Narcotráfico de la Policía Federal Argentina.