Incorregibles: otra vez, el agua podrida de Sameep

Sáenz Peña. El olor a podrido es sumamente penetrante e insoportable. Desde la empresa echan la culpa a los vecinos, por conexiones «truchas».

La zona del barrio 130 viviendas, Parque Norte, Paseo de las Américas, parte del Rucci y Puerta del Sol, volvieron a tener el mismo problema de siempre: agua turbia (como se observa en el vaso) y con un penetrante olor a materia fecal.

Una vecina, que no pudo cargar su cisterna y se quedó prácticamente sin agua para su familia que tiene 7 integrantes, alertó a los vecinos de la zona para que no cargaran el líquido contaminado.

«Por favor gente del barrio 130 viviendas y alrededores no carguen sus tanques. En este momento intentamos sacar agua y el color es el que ven y el olor es insoportable, realmente asqueroso. Tendremos que limpiar y desinfectar nuestra cisterna porque alcanzamos a cargar unos litros. Ahora estamos completamente sin agua. No sabemos que explicación estúpida nos dará Sameep esta vez pero por favor no carguen agua», publicó la mujer en las redes sociales.

Según indicaron a este medio, también se comunicaron con integrantes de la empresa estatal para ponerlos de sobreaviso. La respuesta fue: «Debe ser que algún vecino quiso hacer una conexión trucha y rompió algo de las cloacas, no sé, pero imposible que el agua tenga olor».

Nuevamente, la culpa no es de la empresa estatal, que cobra religiosamente las facturas (que llegan con aumento mes a mes) por un servicio inexistente, deficitario, pésimo, y ahora con este tipo de características hasta dudoso de consumo, sino que la culpa es del vecino. Como siempre, el hilo se corta por lo más delgado.