La presión de los comerciantes llevaría a Sáenz Peña a fase 3

Sáenz Peña. Las autoridades municipales evalúan la posibilidad, mientras desde el sector comercial anunciaron la realización este jueves 25 de junio de un bocinazo a partir de las 17.

El «comercio»,  como autoconvocado,  buscarán hacer notar su reclamo, y señalan que el comercio no da más. Hablan de desamparo y señalan que cada día se toman medidas que no dan soluciones, «sino que causan más problemas”.

El reclamo del sector comercial lleva a las autoridades a evaluar la posibilidad de pasar a Fase 3. Actualmente se esta en una instancia intermedia entre la 2 y la 3, pero hay rubros no esenciales que hacen notar la imperiosa necesidad de abrir.

La fecha que se evalúa es partir del lunes 29, pero aún resta una consulta con el Comité de Emergencia local. Esa instancia involucrará protocolos establecidos para cada rubro en particular, garantizar las medidas sanitarias y generales de distanciamiento social.

Un dato no menor es que volver a esa fase se debe apelar a la responsabilidad social e individual, porque la situación epidemiológica es difícil y podría serlo más.

Entre las actividades comerciales no esenciales que se habilitarían, se mencionan:

  •  Casas de venta de artículos de deportes, indumentarias, calzados.
  •  Ferretería, pinturería, casa de repuestos, artículos de limpieza, venta de lubricantes y autopartes.
  •  Corralones, iluminación, cerámicas, sanitarios y aberturas.
  •  Bazares, jugueterías, regalerías.
  •  Peluquería y barbería.
  •  Obras públicas y privadas.
  •  Hoteles, con el cincuenta por ciento (50%) de la capacidad.
  •  Call Center.
  •  Trabajo de empleadas de casas particulares