• Home »
  • #DenunciaCiudadana »
  • Efectivos policiales podrían ser sancionados por inconducta, tras usar móvil para para cuestiones particulares

Efectivos policiales podrían ser sancionados por inconducta, tras usar móvil para para cuestiones particulares

Sáenz Peña. Así lo confirmó a la prensa el Director de Zona Interior de Sáenz Peña, comisario mayor Julio César Domínguez. Se pudo establecer la identidad del patrullero y se estudiarán posibles sanciones. Ya se estaría instruyendo un sumario.

En un mensaje compartido con la prensa, a modo de comunicación oficial, el Director de Zona Interior indica que ante la circunstancia se puso en conocimiento al jefe del Departamento División Patrulla Preventiva y se identificó al patrullero, que no poseía chapa dominio colocada, como PT-351.

Según la comunicación la Policía había iniciado actuaciones administrativas y tomado medidas disciplinarias contra “el empleado” policial involucrado por su acto de inconducta.

Esperemos que el caso sea ejemplificador, y si se considera viable y justa alguna sanción, no debería olvidarse Dominguez nin el jefe del 911 que en el mencionado patrullero habían dos personas, quien descendió con la menor y quien conducía el vehículo oficial.

La nota anterior generó mucho rechazo, especialmente en miembros de la fuerza y sus familiares, para quienes estaría bien que se ocupen vehículos oficiales para fines no propios. En ningún momento se pretendió poner en tela de juicio la calidad de padre del uniformado, simplemente se hizo notar una aparente falta, que la misma autoridad policial caratula luego como “inconducta”.

Al parecer, en algunos sectores de la sociedad está muy enquistado que se utilicen vehículos oficiales para cuestiones particulares, es así que las faltas pareciera las cometen quien las señala, y se quiere hacer pasar como correcto que un policía ocupe un móvil para llevar o retirar a su hijo de la escuela, o que algunos comisarios (como ha sucedido por años) manden a buscar a sus esposas al supermercados o utilicen el combustible oficial para fines familiares.